Amar con Libertad

¿Alguna vez te ha dolido el corazón de amar tanto a alguien?, ¿Has sentido miedo a amar por temor a perder el amor?,¿Sientes que nadie te va a amar como esa persona?

Cuando el corazón duele por amar a alguien. Eso no es amor. El dolor no es amor. El amor va mas allá de dos personas, va mas allá de estar juntos y compartir una vida.

El dolor es el miedo a perderla, a no volver a abrazarla, a no poder mirar en sus ojos a esa alma conocida con la que has compartido tantos momentos. Sentir el corazón abierto y que lo único que sale es dolor, hace que me plantee si realmente es así o es miedo a estar solo. 

El sentido de la vida es sentir, para poder vivir la vida intensamente. Y sentir es amar, amar todo lo que te rodea. Sin embargo cuando encuentras “ojos conocidos” como si los conocieras de otro lugar. Todo cambia. Hay almas que se van reencontrando en las sucesivas vidas para aprender, amar y ayudarse en su evolución. Son almas gemelas, quien te acompañan en tu caminar para sanar emociones pendientes y ayudarte a avanzar.

Cuando reconoces a una de estas almas, el amor surge con gran intensidad, sientes que lo es todo para ti, que por fin has encontrado la persona con la que compartir toda esta vida. Vivir enamorado es una de la experiencias mas intensas y hermosas que hay.

Sin embargo la vida son movimientos y cambios. Y también emociones que van poniendo a prueba ese amor. Ese cumulo de emociones generan pensamientos que te alejan de tu corazón. Pones en duda el amor. Y es cuando haces o dices cosas que te van alejando de lo que mas amas. Cuando esas emociones aparecen es momento de pararte y reflexionar. Son sinceras, es realmente lo que piensas. O simplemente son los miedos a perder esa felicidad. Cuando uno ama, aparece el miedo a perder ese amor. Y ese miedo es el que alimenta la semilla de la duda. Y a su vez te aleja del amor.

Cuando todo se va apagando, es momento de sentir, es momento de pensar y es momento de actuar. 

Darse cuenta es el primer paso, hablar expresar esas dudas, aclarar tus sentimientos y sobre todo pedir perdón. Al hacerlo te liberas y ayudas a la otra persona a expresar sus emociones, a liberar la carga de su corazón. En ese momento vuelve el amor. El amor a uno mismo que hace que la vida sea mucho mejor.

Amar con libertad, es ofrecer lo mejor de ti mismo a esa persona por y para siempre sintiendo que su felicidad es la tuya propia, sintiendo que el amor va mas allá de una relación de pareja. 

El amor es sentir la felicidad en el otro como si fuera la tuya propia.

La libertad de amar sin apegarte, sin querer que este siempre a tu lado. Sino simplemente sentir que le deseas lo mejor del mundo.

Es cuando el amor se transforma en agradecimiento por formar parte de tu vida, por ser y estar siempre en tu corazón.

Amar hace que seamos mas humanos.

Seguir amando en momentos de cambios, hace que el corazón siga abierto a vivir y experimentar el amor desde la libertad de Ser uno mismo.

Vive y ama.

Ama y vive como si no hubiera un mañana.

Este es tu legado. Es lo que perdura para siempre. Es el alimento de tu corazón.

Gracias por leer estas palabras y formar parte de un mundo mejor.

Ama con Libertad y todo cambiara en tu Vida.

Noticias Recientes

Deja un comentario